Menu
El club que quiera a Machado debe pagar 100.000 dólares

El club que quiera a Machado debe p…

“Queda establecido tambié...

Recusaciones y 3 huelgas cercan al TSE que hoy define impugnaciones

Recusaciones y 3 huelgas cercan al …

El Tribunal Supremo Elect...

COB da ultimátum al Gobierno para anular el decreto del 2do aguinaldo

COB da ultimátum al Gobierno para a…

El ampliado de emergencia...

Cívicos van a la huelga de hambre por la habilitación de Evo a las primarias

Cívicos van a la huelga de hambre p…

Cívicos de todo el país  ...

Primer Oficina de Bolivia con Certificación Internacional

Primer Oficina de Bolivia con Certi…

La franquicia RE/MAX Nort...

Paranaense logra el título luego de sufrir en los penales

Paranaense logra el título luego de…

El Atlético Paranaense br...

Tuto responsabiliza al Gobierno de aplicar modus operandi cubano para decapitar protestas

Tuto responsabiliza al Gobierno de …

El expresidente Jorge Tut...

Vecinos de la Villa 1 de Mayo ingresan en huelga de hambre en defensa del 21F

Vecinos de la Villa 1 de Mayo ingre…

Vecinos de la Villa 1 de ...

China escala la tensión diplomática con Canadá en medio de caso Huawei

China escala la tensión diplomática…

China dio hoy un paso más...

El año concluye con cifra récord de 251 periodistas encarcelados en el mundo

El año concluye con cifra récord de…

El número de periodistas ...

Prev Next

Una nueva generación se alista para asumir el poder en Cuba

  • Written by 
Una nueva generación se alista para asumir el poder en Cuba Una nueva generación se alista para asumir el poder en Cuba

Tras cumplir dos mandatos de cinco años, Raúl Castro entregará la Presidencia de Cuba el próximo 19 de abril, cuando la recién instaurada Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) elegirá a un nuevo mandatario.

 

Éste será un suceso histórico para la isla caribeña, que por primera vez en casi 60 años no tendrá a un mandatario de apellido Castro.

Raúl Castro dejará el poder —previsiblemente en manos de su “número dos” en el Gobierno, Miguel Díaz-Canel—, pero seguirá siendo el primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) hasta el próximo Congreso de la formación en 2021.

“No voy a llegar a tatarabuelo porque se van a aburrir los cubanos de mí”, dijo Raúl Castro en 2015, cuando anunció que se retiraría en 2018.

Raúl, que debió tomar las riendas de Cuba cuando su hermano (Fidel Castro) enfermó en 2006, preside desde 2008 los Consejos de Estado y de Ministros. Luego, fue reelecto en 2013 y siempre mantuvo la postura de que lo suyo sólo serían dos períodos.

Todavía con poder

La década de Raúl en el Palacio de la Revolución no concluiría en realidad el próximo jueves.

Cuando la Asamblea Nacional seleccione al nuevo presidente de los Consejos de Estado de Ministros, todo apunta a que Raúl permanecerá hasta el año 2021 como el primer secretario del Partido Comunista, lo cual significa seguir manteniendo el poder fuera de la silla presidencial.

Sin embargo, habría cierto matiz. Para algunos analistas, a partir de 2015 se fortaleció una corriente al interior del Partido Comunista cubano a favor de un sistema unipartidista, pero con espacio al mercado y cierto “relajo” de la vigilancia ideológica.

Sin embargo, desde 2017 habría ganado fuerza un conservadurismo de corte fidelista, seguidores del exlíder de la Revolución Cubana: Fidel Castro.

Optimismo y desazón

Damián Martínez, estudiante de Comunicación de La Universidad de La Habana, indicó que desde el triunfo de la revolución (1959) han pasado muchas generaciones, ahora hay nuevas personas que pueden gobernar escuchando a la sociedad que “pide cambios”.

Martínez dice que tiene confianza en el futuro, que elogia las primeras reformas emprendidas por Raúl para “actualizar” el modelo económico cubano, de corte de la era de la Unión Soviética.

Por su parte, Yunelis Labrada, ingeniera en sistemas, indicó que la nueva generación de políticos cubanos ha estado a la espera de tener una oportunidad, y ahora ha llegado el momento para que puedan ejecutar sus proyectos.

“Están dispuestos a sacar adelante a Cuba con sus reformas”, manifestó.

Pero no todos los cubanos tienen ese mismo optimismo, algunas personas consultadas por este medio vía Facebook hicieron conocer sus posturas sobre las nuevas autoridades.

“Como van las cosas, creo que no habrá grandes cambios ni mejoras en el país. Acá todavía se pasa mucho trabajo para conseguir cosas materiales y de primera necesidad. No creo que de la noche a la mañana la nueva dirigencia vaya a solucionar estas carencias”, indicó Yosmani Soto, médico del hospital de la provincia de Sancti Spíritus.

Por su parte, Yoel, un joven de 24 años que vive en La Habana y está desempleado, tampoco cree en el cambio y rechaza el voto indirecto en Cuba para elegir al presidente.

“Para elegir al presidente del país, votan los mismos de la jerarquía de ellos. El pueblo no tiene participación en ese voto. Entonces, seguimos en lo mismo, el cambio nunca se va a ver”, explicó a la agencia Afp.

 A LA ESPERA DEL OCTAVO CONGRESO

Durante décadas, el líder histórico Fidel Castro (1926-2016) se mantuvo al frente del PCC, los institutos armados y las presidencias del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, cargos que recayeron tras su enfermedad en su hermano menor Raúl, quien desistió de ser reelecto para un tercer mandato de cinco años.

Pero se supone que el mandatario saliente se mantendrá al frente del PCC al menos hasta 2021, cuando esa organización, considerada constitucionalmente “vanguardia organizada de la nación cubana”, celebre su Octavo Congreso.

 CAMBIOS A PASOS LENTOS

Cuando Raúl Castro asumió formalmente la Presidencia de Cuba en febrero de 2008, prometió una serie de reformas económicas, una cierta apertura y un acercamiento con Estados Unidos que se concretó en 2016 con la histórica visita de Barack Obama a La Habana.

Pero a pesar de que se han permitido los negocios y emprendimientos privados, e incluso pese a que los propios The Rolling Stones dieron un memorable concierto en La Habana tras el viaje de Obama, se espera una transición lenta y suave. Y que, por supuesto, lo que habrá es continuismo.

 

MIGUEL DÍAZ-CANEL, EL HOMBRE DEL POST-CASTRO

Miguel Díaz-Canel, de 57 años, nació después de la revolución. Este austero dirigente, de cabello cano y mirada penetrante, tendrá la ardua tarea de aglutinar y consolidar las conquistas de la revolución, así como de continuar la transición económica iniciada por Raúl.

Él “no es un advenedizo ni un improvisado”, dijo recientemente el presidente Castro, elogiando sus tres décadas de leal servicio y “sólida firmeza ideológica”.

Tras ser designado número dos del régimen en 2013, este hombre de trato accesible, escasa sonrisa y relativos dotes de orador, ganó espacio en los medios estatales y con frecuencia representa a Raúl en eventos locales y en misiones en el extranjero.

En los laberintos del poder en Cuba, resaltan su calidad de “civil”, su gusto por los “blue jeans” y un ligero aire al actor Richard Gere. Supo darse una imagen moderna, abogando por una mayor apertura a Internet y una prensa más crítica. Padre de dos hijos de un primer matrimonio, Díaz-Canel se volvió a casar con Liz Cuesta, una académica experta en cultura cubana.

Sus partidarios aseguran que “sabe escuchar” e insisten en su sencillez, pero este fanático de los Beatles sabe también mostrarse inflexible, como lo demostró en un video colgado en internet por la oposición en 2017.

En ese material, previene a los dirigentes del gobernante Partido Comunista (PCC) que la transición debe ser una oportunidad para mostrar la intransigencia del régimen hacia los “contrarrevolucionarios”, refiriéndose en particular a los portales independientes de noticias en Internet, un puñado de embajadas en La Habana y, por supuesto, a la oposición.

Profesor universitario a inicios de su carrera, este ingeniero electrónico oriundo de la provincia de Villa Clara (centro) devino rápidamente un cuadro del PPC

En 1994 fue nombrado primer secretario del PCC en esa provincia, golpeada como el resto del país por la crisis que generó el fin del subsidio soviético. En ese periodo era usual verlo transitar en bicicleta entre lugareños seducidos por una sencillez poco común entre los altos dirigentes del régimen.

 

OPINIÓN

Wendy Guerra. Escritora cubana residente en La Habana

¿A quién van a poner en Cuba?

Hace poco comentaba sobre el tema con un amigo. Tras un análisis de los eventos que se suceden, apuesta por estos posibles primeros tres nombres:

Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez. Nacido en Placetas. Ingeniero electrónico y actual vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros de Cuba.

Lázara Mercedes López Acea. Ingeniera forestal cienfueguera y vicepresidenta del Consejo de Estado de la República de Cuba.

Gerardo Hernández Norduelo. Habanero, graduado de Relaciones Internacionales y uno de los cinco cubanos presos por espionaje en EEUU.

Por el momento, esto es sólo un vaticinio pero faltan unos días para conocer lo que todo el pueblo se pregunta: ¿A quién van a poner?

Fuente:lostiempos

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

SECCIONES

NOTICIAS

SOBRE NOSOTROS

Boletín Informativo

Suscríbete al boletín de NOTICIAS ONLINE y recibe las últimas novedades editoriales, las noticias y resumen del día.