Menu
Banco Económico y Toyosa S.A. y sellan alianza en beneficio del sector productivo

Banco Económico y Toyosa S.A. y sel…

Toyosa S.A y el Banco, Ec...

Firma de acuerdo para el comercio de gas con Brasil

Firma de acuerdo para el comercio d…

El Gobierno nacional, a t...

El MAS usó al menos ocho bienes del Estado para proclamar a Evo

El MAS usó al menos ocho bienes del…

El MAS se pasó este año p...

El Papa asegura que la Iglesia nunca más encubrirá los casos de abusos

El Papa asegura que la Iglesia nunc…

El papa Francisco aseguró...

Países aliados de EEUU están preocupados por retirada de Siria

Países aliados de EEUU están preocu…

Francia y Reino Unido, al...

Cinco bolivianos fueron capacitados por Huawei

Cinco bolivianos fueron capacitados…

Andrés Arispe de la Unive...

Suman 4 fallecidos por lluvias en distintas regiones del país

Suman 4 fallecidos por lluvias en d…

Un niño de 13 años que ca...

TSE se declara incompetente para anular primarias y apunta a la ALP

TSE se declara incompetente para an…

La presidenta del Tribuna...

El Supremo anula cautelar que puede llevar a la liberación de Lula

El Supremo anula cautelar que puede…

El presidente de la Corte...

Trump afirma que Muro con México será “bonito”

Trump afirma que Muro con México se…

El presidente de EEUU, Do...

Prev Next

La heredera de L’Oréal, la más rica de Francia

Liliane Bettencourt, de 93 años, desbanca a Bernard Arnault, el dueño del imperio del lujo (LVMH).

Liliane Bettencourt, la heredera y accionista principal del grupo L’Oréal, lleva tiempo siendo la mujer más rica de Francia. Su enorme fortuna y su debilitado estado de salud están de hecho al origen de uno de los mayores culebrones en las altas esferas del país en los últimos años, entre un entorno acusado de aprovecharse de ella, una familia dividida, y hasta políticos sospechosos de tráfico de influencia, en un escándalo que ha salpicado hasta al expresidente Nicolas Sarkozy. Este año, por primera vez, la multimillonaria de 93 años sobrepasa además al magnate del lujo Bernard Arnault, el dueño del imperio del lujo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), como principal fortuna profesional francesa, según publicada este jueves por la revista económica Challenges.

Con un patrimonio estimado en 31.200 millones de euros, es la más rica de Francia, sin distinción de género. La heredera del gigante cosmético arrebata así el primer puesto a Arnault, quien lo ocupaba firmemente desde 2009. El magnate del imperio del lujo cae así en segunda posición, con una fortuna estimada en 30.300 millones de euros. La tercera posición la ocupan Gérard Mulliez y su familia, propietarios de la cadena de supermercados Auchan, con 26.000 millones de euros. A un eslabón del pódium se quedan Axel Dumas y el resto de la familia Hermès, con 22.300 millones de euros.

“El relevo se debe a la Bolsa. LVMH ha perdido un 12% en un año, mientras que la acción de L’Oréal ha progresado ligeramente”, según explica en la revista el periodista Damien Pelé, encargado de la clasificación. En general, los imperios más expuestos a los mercados internacionales, como los sectores del lujo, la distribución o la industria, han sufrido mayores pérdidas que los concentrados en el mercado francés, según Challenge. Además de Arnault, otros famosos ricos han sufrido los efectos de las caídas en Bolsa. Es el caso del empresario bretón Vincent Bolloré, dueño del grupo industrial y mediático Bolloré. Pierde una plaza para situarse en el décimo lugar, con una fortuna estimada en 7.300 millones de euros, lo cual supone una caída de un cuarto de su valor respecto al año anterior.

En total, el conjunto de los 500 miembros del club acumula una fortuna de 456.000 millones. Son 4.000 millones menos que el año pasado, pero suman más que el presupuesto del Estado francés (373.000 millones) y suponen el equivalente de la riqueza realizada en Francia en dos años y medio. Otro dato que destaca la encuesta es el mayor número de mujeres. Este año, con 54 representantes, copan más del 10% de las 500 fortunas (eran el 8% en 2015). A título comparativo, la Organización Internacional del Trabajo estima que solo el 5% de las grandes empresas están lideradas por mujeres.

Mientras, Bettencourt sigue siendo noticia por las consecuencias de sus disputas familiares y judiciales. Precisamente este jueves por la tarde, la hija de Bettencourt, François Meyer Bettencourt, está convocada por la juez, en el marco de la investigación sobre el abuso de debilidad a su madre. El principal acusado en este caso –condenado en primera instancia y pendiente del veredicto en segunda instancia-, el fotógrafo y dandy François-Marie Banier, acusa a su vez a cinco personas de falso testimonio en su contra. Entre ellas se encuentra la excontable de Bettencourt, Claire Thiboult, personaje clave en esta enrevesada toma. Banier recrimina a Meyer Bettencourt haberla sobornado y apunta a un préstamo de 300.000 euros realizado por la hija de la heredera a la empleada a finales de 2012 y una donación de 400.000 en 2008.

Fuente:ELPAIS

Leer Más...

James, también futbolista modelo

El deportista es la nueva imagen de Calvin Klein en una campaña con iconos de la moda como Kate Moss o Grace Coddington.

Kate Moss se pasó 10 días tumbada y desnuda en un sofá para que su novio de entonces, el fotógrafo Mario Sorrenti, consiguiera la imagen que acabó catapultando su carrera y la convirtió en una supermodelo e icono de los noventa, aunque el trabajo les costara la ruptura. Publicada hace 23 años, aquella imagen para Calvin Klein Obsession fue su primera gran campaña. Hoy, dos décadas después, la top británica de 42 años sigue siendo un icono para la marca de ropa, lencería y perfumes, que ha vuelto a escogerla -aunque la ha vestido más- para dirigirse esta vez a la generación millennial. “I look back in #mycalvins” (“Yo miro atrás en #miscalvins”) dice la modelo en una de las fotografías que continúan la campaña iniciada en marzo con Justin Bieber, Kendall Jenner o FKA Twigs.

Si en las imágenes de la campaña de primavera la marca estadounidense apelaba directamente a los millennials con los rostros famosos y coetáneos de su generación, en la de otoño que se lanza este miércoles mira hacia atrás, como Kate Moss. También reivindica los iconos de estilo de otras edades, como Grace Coddington, la ex mano derecha de Anna Wintour en el Vogue americano, la estilista de melena naranja de 75 años que tiene más seguidores aún en el mundo de la moda que la jovencísima modelo Bella Hadid, otro de los rostros de la nueva campaña. 

A pesar de la guerra abierta en las redes sociales entre las supermodelos de los noventa y las de hoy, la moda ha demostrado en los últimos años que el estilo ya no tiene edad. La neoyorquina Iris Apfel, a sus 94, es uno de los mejores ejemplos. En pasarelas, front rows o publicidad comparten espacio viejas glorias y nuevas estrellas. Porque lo importante no es ya solo el físico, sino la historia que tengan que contar y compartir con su público. Una vez más, siempre mejor a través de las redes sociales, el altavoz para relacionarse con los fans y transmitir mensajes de inspiración y aspiración. 

Entre la treintena de personajes del mundo de la música, las artes, la interpretación e influencers en las redes, Calvin Klein también ha escogido a la actriz y modelo Zoe Kravitz -hija del cantante Lenny Kravitz- o al veterano intérprete y músico Henry Rollins. Junto a Kate Moss, como icono, además de una de las top del momento Bella Hadid está la modelo alemana Anna Ewers. 

Y frente a leyendas de la moda y la cultura también posa para el fotógrafo y realizador Tyrone Lebon un joven talento deportivo: James Rodríguez. El jugador del Real Madrid, que ya había enseñado abdominales para su propia línea de calzoncillos –siguiendo la estela de su colega Cristiano Ronaldo–, es la nueva imagen de la línea de ropa interior de Calvin Klein, la firma que también catapultó la fama del actor Mark Wahlberg hace dos décadas. “I look ahead in #mycalvins”, eso es “miro hacia delante en #miscalvins”, dice una de sus imágenes. Mientras Kate Moss mira hacia el pasado, el futbolista mira al futuro. La maquinaria de creación de iconos no cesa.

Fuente:ELPAIS

Leer Más...

De Kim Kardashian a Justin Bieber: el exitoso negocio de los ‘emojis’

Cada vez son más los famosos que lanzan su propia colección de emoticonos atraídos por su popularidad y beneficios económicos.

Hace unos años, la idea de que un emoticono del trasero de la reina de la telerrealidad estadounidense Kim Kardashian o de ella misma haciéndose unselfie se fuera a convertir en un fructuoso negocio podía resultar ridícula. Sin embargo, cuando la celebridad lanzó a finales del pasado año su propia colección de emojis —el término japonés que define a las imágenes en forma de emoticono que se emplean en la Red—, el ritmo de descargas en la Apple Store fue de 9.000 por segundo. Algo que se tradujo en unos beneficios de un millón de dólares (900.000 euros) por minuto. La semana pasada, Kardashian anunció en su cuenta de Instagram que su colección aumentaba con una serie de imágenes inspiradas en el Día de la Independencia de Estados Unidos, que se celebra este lunes 4 de julio. 

Estas jugosas cifras han llamado la atención de otros famosos, como el jugador de la NBA Stephen Curry, las cantantes Amber Rose y Ariana Grande o los raperos Rick Ross y Wiz Khalifa. Detrás de todos se encuentra la misma agencia de diseño: AppMoji, una empresa afincada en Nueva York y que se ha aliado con las celebridades para impulsar su negocio de los emoticonos —se estima que la compañía ha producido ya más de 15.000 imágenes—. 

El jugador de los Warriors lanzó su colección de StephMoji a comienzos de junio y, en menos de 24 horas, alcanzó el primer puesto del podio de las aplicaciones de pago (cuesta 1,99 dólares, 1,79 euros) más populares en la tienda Apple, un indicador de que, además, el negocio estaba dando buenos resultados económicos. "AppMoji alcanzó su rentabilidad a comienzos de este año y ha crecido de forma constante mes a mes. Hemos mejorado sin financiación externa y el valor de la empresa ya ha alcanzado las seis cifras", ha reconocido el director ejecutivo de la compañía, Oliver Camilo, a la revista especializada en empresas Inc. Eso sí, Camilo no ha querido detallar los términos de su colaboración con las celebridades. 

Está de moda entre los famosos: ayuda a cubrir las necesidades del ego y, sobre todo, reporta beneficios. No podía pasar por alto esta tendenciaJustin Bieber, quien ha sido el último en venderse en forma de emoticono hace apenas unas semanas con el previsible nombre de Justmoji. El rostro del canadiense ya invade las conversaciones de sus seguidores en la Red: saludando, sonriendo, furioso, con el corazón roto o atusándose el pelo. Eso sí, como la mayoría de estas colecciones solo puede emplearse en aquellas aplicaciones que soportan el copiado y pegado de imágenes y archivos en formato GIF.   

"Su popularidad se puede explicar de una forma tradicional: es la mera extensión de una marca. Pero también es el indicador de un fenómeno: el aumento de la cultura basada en los fans", explica Linda Ong, la fundadora de la consultora de marcas TruthCo, a la revista especializada en emprendedores Entrepreneur. "Los seguidores no tienen nunca suficientes aplicaciones de emojis de celebridades porque son amplificadores de su superfanatismo", continúa Ong. 

AppMoji tiene planeado continuar firmando acuerdos con más celebridades e incluso extender el negocio a marcas internacionales dentro de su estrategia de marketing, como ya han hecho Ballantine's o la arrocera española La Fallera,que ya tiene su emoji en forma de paella. Será el paso del tiempo el que evalúe el éxito de estos negocios y, sobre todo, el comportamiento de su público más objetivo: la generación millennial, quienes sin embargo comienzan a estar cansados de la publicidad encubierta. 

Fuente:ELPAIS

Leer Más...
Subscribe to this RSS feed
Info for bonus Review bet365 here.

SECCIONES

NOTICIAS

SOBRE NOSOTROS

Boletín Informativo

Suscríbete al boletín de NOTICIAS ONLINE y recibe las últimas novedades editoriales, las noticias y resumen del día.